Las cámaras wearables, nuevas herramientas para investigar y luchar contra la pérdida de la memoria autobiográfica

Última actualización: Feb 12, 2018 Publicado: Jun 7, 2017 | Autor: Patricia Morén

Perder la memoria es un temor muy común entre las personas mayores. Los pequeños fallos de memoria (deterioro cognitivo leve) pueden ser el preludio de la demencia de tipo Alzheimer. Ahora, las cámaras wearables se están postulando como herramientas muy útiles para investigar e intentar remediar el declive de la memoria autobiográfica, según la literatura científica.  

 
head+illustration.jpg
 

Los investigadores buscan denodadamente una solución para evitar la progresión del deterioro cognitivo leve de tipo amnésico (DCLa) hacia la demencia de tipo Alzheimer. Se trata del subtipo de demencia con mayor riesgo de convertirse en Alzheimer. La edad avanzada y la jubilación son dos factores de riesgo que pueden provocar esta progresión  degenerativa, según un estudio realizado por instituciones de investigación argentinas y publicado en Actas Españolas de Psiquiatría. El DCLa, puede iniciarse al menos dos décadas antes de que el Alzheimer se manifieste de forma clara, según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington publicado en The New England Journal of Medicine. Existe, por lo tanto, una periodo ventana en el cual la ciencia centra todos sus esfuerzos para intentar frenar y paliar la conversión a Alzheimer.

Las cámaras wearables se están postulando como herramientas muy útiles para investigar e intentar frenar la degeneración de la memoria autobiográfica. Al respecto, , Neuropsychology Review has published PRISMA, una amplia revisión sistemática de 28 estudios con protocolos que han incluido el uso de estos dispositivos, ha analizado su potencial utilidad en distintos grupos de sujetos (personas jóvenes, personas con problemas graves de memoria a consecuencia de daños cerebrales, así como personas con deterioro cognitivo leve).  Y ha concluido que las cámaras wearables son un recurso útil para ayudar a los pacientes a aliviar sus déficits de memoria de múltiples orígenes, como el daño cerebral, el deterioro cognitivo leve, un tumor metastásico intracraneal o de la propia enfermedad de Alzheimer.

A pesar de estos esperanzadores hallazgos, una nueva revisión de 25 estudios de investigación publicada en enero de 2018 en Neuropsychological Rehabilitation, donde los investigadores de la Universidad de Coimbra y la Universidad de Grenoble Alpes, han señalado que falta un marco teórico para apoyar el uso efectivo de cámaras portátiles para lifelogging, que significa registrar toda la actividad diaria de una persona. Los autores exponen que "las cámaras portátiles pueden ser particularmente efectivas para la rehabilitación de la memoria si pueden evocar algo más que una mera familiaridad con estímulos previos, y restablecer pensamientos previos, sentimientos e información sensorial: el recuerdo” y añaden “teniendo en cuenta que, en el deterioro de la memoria, los procesos autoiniciados para restablecer las condiciones de codificación anteriores se ven comprometidos, invocamos la hipótesis del soporte ambiental como una motivación teórica ". Los investigadores también concluyen que a partir de ahora la investigación debe centrarse en la medida de eficacia impulsada por la teoría descrita en su revisión, de modo que las tecnologías de lifelogging puedan contribuir a la rehabilitación de la memoria de una manera significativa y efectiva.

El estudio piloto ‘Re-Memory’

HEALTHIO tiene presente la Salud Mental

Healthio ha sido el encuentro pionero, celebrado por primera vez en Barcelona en mayo de 2017, en el que se han presentado nuevas investigaciones en curso como la de Re-memory. Pacientes, profesionales (médicos, enfermeras y otros perfiles sanitarios), gestores de la sanidad, compañías, instituciones y asociaciones sanitarias han compartido los avances más recientes e innovadores en el sector sanitario.

La Salud Mental también ha tenido un espacio destacado, a través de un itinerario propio. El Clúster de Salut Mental de Catalunya y el CORE de Salut Mental de la Universitat Autònoma de Barcelona han dispuesto así de espacio para exponer los proyectos Tecnología mHealth aplicada al control del estrés, a cargo de Lluís Capdevila, investigador del CORE Salut Mental UAB y CEO de Health & SportLab, y PAMELA and the Moonwalker, a cargo de Lydia Gimenez-Llort e Ivan Alsina Jurnet, ambos investigadores del CORE Salut Mental UAB.

A partir de estos hallazgos publicados en la literatura científica y fundamentándose en los principios de la plasticidad neuronal, se ha concebido y puesto en marcha el proyecto piloto Re-memory. “Es un proyecto innovador, pensado para pacientes con deterioro cognitivo leve de tipo amnésico, con riesgo de demencia, que necesitan una solución tecnológica para mejorar su memoria y, por lo tanto, mantener su capacidad funcional y mejorar su bienestar emocional”, explica Maite Garolera,  responsable de la Unidad de Neuropsicología y directora del Grupo de Investigación Clínica de Brain, Cognition and Behaviour del Consorci Sanitari de Terrassa (CST) y coordinadora de este estudio. Se trata de un estudio piloto, impulsado por el CST, junto a otros partners, y que se ha presentado en el meeting pionero Healthio, celebrado en Barcelona.

Este proyecto piloto consiste en dotar a los pacientes participantes de una cámara wearable para captar las imágenes de todas las actividades que realizan durante el día. La cámara dispara una fotografía cada 30 segundos. Y, posteriormente, se expone a estos pacientes a las imágenes tomadas para ayudarles a recordar los hechos más recientes de su biografía.

“Nuestro objetivo es estimular la función cognitivas y mantener el máximo de tiempo la autonomía funcional de estos pacientes”, dice la doctora Garolera, y “se espera que sea así, puesto que cuando se expone a un paciente a una imagen propia y reciente en el tiempo, se estimula una emoción y parece más posible conseguir cambios, es decir, estimular el cerebro de forma multimodal, así como las funciones cognitivas, tiene un impacto muy alto a la hora de reactivar las redes neuronales”, explica.

No obstante, las cámaras wearables no son la panacea para estos pacientes. La doctora Garolera puntualiza que “las wearables nos permiten captar la realidad, obtener la información del paciente, pero no modifican el cerebro. Las wearables son el método que utilizamos –el coche-, pero lo que importa es hacer el viaje para llegar a conseguirlo”, comenta.